Reflexiones

September Grass

 

Septiembre. Mes de comienzos y finales. No es un mes en el que ocurra alguna cosa especial (sin ofender a los que cumplen años en él): Navidad es en Diciembre, Año Nuevo en Enero, Semana Santa en Marzo o Abril, Halloween en Octubre, etc… Septiembre simplemente está ahí, pasando desapercibido.

¿O puede que no?

Septiembre. Mes de tránsito entre los maravillosos meses de verano y los monótonos días de invierno. El punto de encuentro entre los días soleados sin complicación alguna y las oscuras mañanas de camino a clase o al trabajo.

ceb687ebc711fc850509de359daa4b3a--autumn-leaves-autumn-fall

Los primeros días son siempre de despedidas y bienvenidas. De estrés y ajetreo. Primero te tienes que despedir de tu pandilla de vacaciones, cerrar la casa del pueblo (excepto para algunos que van durante el año), darte un último baño en el mar, tomarte una última caña, echarte unas últimas risas. Luego toca montarse en el coche y hacer el camino de vuelta a casa. Puede ser más corto o más largo pero siempre va a estar lleno de conversaciones cuyo tema principal son todas las aventuras de estos dos últimos meses y alguna que otra queja sobre todo lo que tienes que hacer para prepararte antes de engancharte a la rutina del año. Todo esto, claro está, con las canciones de tu verano como música de fondo.

Sí, sí: Tu verano. No tiene porque ser al ritmo de las canciones que suenan en la radio. El mío, por ejemplo, ha tenido al nuevo albúm de Ed Sheeran y al de Kesha, pero también ha habido mucho James Taylor, Thomas Rhett o Gabrielle Aplin (entre otros). Lo importante es que tu verano tenga una banda sonora, su propia playlist. Sino, ¿cómo vas a aguantar nueve meses de rutina?

Bueno, volviendo al final del verano, mientras tú estás de camino a la ciudad. Hay unos pobres desgraciados (o caraduras, dependiendo de sobre quién estemos hablando) que ya llevan un par de días en casa: Los Septiembre (el nombre es invención mía, no sé si hay alguien que en verdad los llame así). Esos chavales que el año pasado por una razón o por otra no acabaron el curso limpios y ahora les toca estudiar como locos. También es verdad (y vuelvo a repetir que sin ofender) que podrían haber estudiado durante el verano para que no les cogiera el toro por los cuernos, pero la mayoría deben ser muy fans de Ricky Martin y siguen su “¡1,2,3! ¡Livin’ la Vida Loca!” a rajatabla.

Tú ,por otro lado, vamos a suponer que no eres de esos y pasas directamente a reencontrarte con tus amigos del año. Si eres chica será algo parecido a: “¡Ay! ¡Cuánto te he echado de menos! ¡Qué bien te ha sentado el veranito, chica!”. Si eres chico será una variante de: ¿Qué pasa, tío? y uno de esos abrazos tan de chicos.

anigif_enhanced-buzz-8816-1416247642-4

Después de esto ya Septiembre empieza a ser un poco más agridulce. El buen tiempo sigue estando y el otoño no es que sea la estación más fea del año. No obstante, las hojas se empiezan a caer, el trabajo y el estudio ocupan todo tu tiempo, y la ligera ropa de verano va siendo sustituida por ropa de manga larga y pantalones largos.

Y los días de verano. Esos donde las noches parecen infinitas y son asfixiantes. Donde tú piel morena se mece al ritmo de las olas y tu alma alegre no para de buscar ocasiones para bailar, enamorarse o reír para expresar que por fin es libre de la presión del año. Esos donde, si cae la breva, te harás alguna foto para InstagramFacebook porque, ¡oye!, tú vida es genial y la gente tiene que saberlo. Bueno, pues esos días simplemente pasan a desvanecerse lentamente en tu mente y solo salen de vez en cuando.

Y es así como llegas a finales de Septiembre. Las vacaciones ya casi olvidadas y tu nueva rutina ya segunda naturaleza. Un día entre un sitio y otro, encuentras un ratito de descanso para sentarte en el sofá (o tumbarte en el jardín si lo tienes), mirar al sol desaparecer desde tu ventana y ponerte a recordar aquel verano ya lejano.

Y es que , como dice la mítica canción del gran James Taylor, “Bueno el sol no está tan caliente en el cielo hoy y tú sabes que yo puedo ver al verano deslizándose lejos.”

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s