Reflexiones

Regalos Infravalorados

“Este finde me toca estar con mi madre” o “Esta semana tengo turno con mi padre” parecen ser las frases más comunes a medida que los años pasan. Como si de los hashtags del nuevo siglo se tratasen.

Para muchos de nosotros ya es la norma que, un par de veces al mes, nuestros padres se organicen su semana de acuerdo con el calendario de turnos que algún hermano a hecho para cuidar a nuestros abuelos.

Es triste, la verdad.

Y es que con nuestro dichoso deseo de ser inmortales, cada vez es más frecuente que muchos nos volvamos los enfermeros de aquellos que en nuestra niñez nos cuidaron.

La idea de esos abuelos que llevan a sus nietos al parque para jugar al fútbol o a merendar algún dulce que en casa es comida prohibida, parece que pronto va a ser uno de esos temas de los que se habla en clase de historia al estudiar lo que la gente hacía en el pasado.

¡Qué idiotas hemos sido al no valorar lo suficiente esos pequeños momentos de antaño! Los días de verano en los que los abuelos se ocupaban de nosotros y se unían a nuestros juegos para crear mundos imaginarios. Las interminables tardes llenas de meriendas exquisitas y sus recuerdos de juventud. Los paseos por la calle en un extraño buen día de invierno en los que se hablaba de todo y nada, y aprovechábamos para contarles los secretos que guárdabamos de nuestros padres.

Y tantas otras cosas.

Así que, a los que todavía nos queda algún abuelo o abuela, vamos a exprimir al máximos esos minutos que nos quedan. Que no es exagerar, cuando digo que una de las mayores injusticias de la vida es cuando se nos arrebata a uno de ellos. Porque suele ser de manera inesperada, porque entonces aparecen miles de palabras que se quedaron sin decir por creernos inmortales, porque (como dice la canción) “Algo se muere en el alma cuando un amigo se va”, y los abuelos son los mejores amigos que un niño puede tener.

Esta va por mis cuatro: Por la que nunca conocí, por aquel del que no tuve tiempo de despedirme, por el que fue mi gran aliado y por la que es mi mejor amiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s