Reflexiones

Solo en verano

Hay cosas que solo existen en verano: canciones, comidas, bañadores y bikinis, la piel morena, el pelo rubio sin ser de bote, la casa de la playa… Elementos que tienen una fecha de caducidad determinada aunque, cuando esta llegue, nos neguemos a tirarlos a la basura. En su lugar, los guardamos en las despensas de nuestras cabezas. Se convierten en ese bote de conserva que siempre tenemos en casa para “por si acaso” aunque luego nunca lo comamos. Pero, no sé, tenerlo ahí y mirarlo de vez en cuando nunca esta de más, ¿no? Tal vez yo sea la única rara que haga esto.

c7b9084cdff2d36a0ee0cbd53c0d7e98.jpg

Al igual que hay cosas que solo pasan en verano, a mí también me ocurre que hay ciertas personas que solo veo en verano. En lugares e, incluso, hay veces que hasta en horas específicas. Durante el año no tengo ni idea de qué es de su vida, pero del 21 de junio al 21 de septiembre los veo hasta en la sopa.

De pequeña me creía, y esto sé que va a sonar muy muy tonto, que estas personas volvían a vivir simplemente para verme (os he dicho que era muy tonto).

giphy

Afortunadamente, ese ego ya casi me ha desaparecido y entiendo que hay gente que solo ves en determinadas épocas porque es el único período de tiempo en que los estilos de vida se cruzan. Pese a haber aceptado esa realidad, la ilusión de verles cada año y ver su evolución con el paso del tiempo, no pasa a ser menos especial.

Hay años (desgraciadamente este tiene pinta de que va a ser uno de ellos) en que los muy puñeteros (con todo el cariño del mundo) se hacen de rogar y va pasando la estación y no aparecen. Yo allí esperando y esperando, y no hay manera de que hagan acto de presencia.

tumblr_njl4ljlMaT1un6owfo1_500.gif

Entonces, llega un momento en el que me canso y me las apaño para buscar maneras de encontrarlos. Y es que eso de creer en el destino está muy bien, de verdad que sí, pero a veces hay que mandarle señales para que el pobre sepa qué camino seguir. Al fin y al cabo, cuando algo significa una parte tan importante de tu año, tienes que hacer lo posible para que suceda.

Pero bueno, ya os diré a ver a quién acabo viendo o quién pasa a convertirse en otro de mis botes de conserva. Vosotros, ¡deseadme suerte!

Baja-viñeta-fin

Un comentario sobre “Solo en verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s