Reflexiones

Quiérete

Quiérete.

Con tus fallos, tus virtudes, con esas pequeñas cosas que hacen de ti un ser imperfectamente único. Con ese lunar que tienes en el lado derecho de tu cara, aquel al que tu sonrisa toca cuando te atreves a mostrarla.

Hablando de tu sonrisa, muéstrale un poco más de cariño también a ella. No te avergüences de que no sea como esas que ves en Instagram. Esas que son pequeñas y finas y que, mil y un fotos más tarde, por fin consiguen la apariencia de haber sido conseguidas sin esfuerzo. Tú y yo sabemos que eso nunca es cierto. Sabemos que una sonrisa de verdad se consigue con una gran dosis de esfuerzo y un puñado de sufrimiento. Al fin y al cabo, solo entonces aprecias de forma sincera los pequeños buenos momentos de la vida.

b3504192457329a0c280f2502a1e9907.jpg

Quiérete.

Con esa mirada seria y profunda. Esa que cuenta las miles de historias que llevas en tu mochila y que intentas meter bajo la cama para que nadie las vea. Esa mirada que te hace ser un libro abierto para todo aquel que muestre el mínimo interés en conocerte. Ser vulnerable, aunque tú todavía no te lo creas, no siempre es malo. A veces solo significa abrir la puerta a aquellos que siempre la están llamando.

Por no alejarnos mucho de tus ojos, deja de tener tanta tirria a tus ojeras. Deja de considerarlas una imperfección y empieza a verlas como lo que son: la prueba de incontables noches en vela. Noches en vela en las que soñaste, reíste, lloraste, pensaste en mil y un cosas. Desde lo que habías hecho aquel día hasta lo que tú harías para solucionar las crisis mundiales.

cindycrawfordultimate

Quiérete.

Con ese mechón de pelo que hace lo que le viene en gana y te destroza la coleta perfecta quedándose en alto como si se creyese un junco. Con esa cabeza y esa frente que tienes sobre las cuáles parece misión imposible poner un gorro o una gorra o una diadema. Te aseguro que esa sensación de incomodidad que tienes cuando andas por la calle con algo puesto en la cabeza, es puro y exclusivo producto de tu subconsciente. Como ya sabes, a veces le gusta jugar contigo y volverte loca.

Sobre tu locura, tranquila. Poco a poco voy viendo que todos estamos locos de alguna manera u otra. Me voy dando cuenta que casi nadie sabe lo que está haciendo con su vida. Voy notando que, más veces que menos, todos nos vemos abrumados por las situaciones que vivimos o que vamos a vivir. Nos vemos superados por nuestras propias emociones y su tendencia a ser indomables. Es como dice ese dicho en inglés “fíngelo hasta que lo consigas”. No pasa nada si algunos lo fingen mejor que tú, te lo prometo. Eso no te hace ni mejor ni peor; simplemente te hacer ser tú.

tumblr_mcjdi5zyab1r84tnuo1_1280_large.jpg

Quiérete.

Con esa cicatriz en la espalda que escondes como si del mayor trapo sucio se tratara. Esa de la que eres tan consciente cada minuto, cada segundo de tu día. Aún más desde que creciste. Con esas estrías en las piernas que te recuerdan la lucha constante, y permanente, que tienes con la báscula desde hace años. Esas que tantas lágrimas y gritos te han costado. La que te lleva a pensar cosas que son auténticos disparates y causan tanto daño.

Tienes que empezar a pasar de tu forma de andar. Por mucho tiempo que te pases mirando a tus pies fijamente, no van a caminar más recto. Por mucho que le fastidie a tu tacañería, tu dinero se va a invertir fundamentalmente en zapatos. Por mucho que te moleste admitirlo, los tacones no son el calzado más apto para ti. No por lo que tú te crees, sino porque naciste con dos piez izquierdos y tropiezas hasta con el aire. Tienes que intentar ignorar que la gente por la calle se te quede mirando tus pies. No lo hacen a malas; percatarse de lo diferente está en la naturaleza humana, ya lo hemos hablado.

ashley_graham__237_620x.png

Quiérete.

Con tu mala leche permanente. Con tu cabezonería. Con tu actitud arisca. Con tu pasión. Con tu tendencia a obsesionarte con las cosas. Con tu poca diplomacia. Con tu brutal honestidad. Con tu incapacidad de no estar con algo, o alguien, si no es al 110%. Con tu empeño en tomar el camino difícil. Con tu perfeccionismo.

Sé que te ha causado demasiadas penas. Sé que ha hecho que algunas personas te dejasen de lado. Sé que te ha puesto en situaciones con las que desearías nunca haberte encontrado. Sé que en más de una, de diez y de cien veces te hubiese gustado decir “ya. Me rindo.” Lo sé, y lo entiendo.

Pero también sé que eso no está en ti. Que en el fondo, todo eso te ha llevado a un camino en el que, pese a las muchas espinas, has encontrado rosas que valen su peso en oro. Al final del día, nada de esto te ha impedido encontrar beneficios a la vida. Aunque a veces pasen temporadas en llegar, aunque a veces vengan en números negativos; haberlos los hay, y eso tienes que admitirlo.

3fc5a4bb6d3b597e573073d633c0a36e--tumblr-girls-pretty-girls.jpg

Quiérete.

Con la cabeza en alto y a gritos.

Quiérete.

Porque nadie lo hará tan bien como tú.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s